Año nuevo – resoluciones nuevas: 5 maneras de conservar el talento en tu empresa

01/09/2019 |

(tiempo de lectura: 5mins)

Retener el talento humano, así como lograr que las personas con las que trabajamos estén motivadas, es tan importante para las empresas como conseguir atraer nuevos talentos.

La rotación de personas es una situación normal. En algunas empresas de consultoría o de ingeniería, un alto porcentaje de rotación es aceptado como necesario. Esto les permite mantener la estructura piramidal óptima y evitar ‘embudos’ difíciles de gestionar. Pero no es el caso de todas las empresas.

Si eres responsable de un departamento o gerente de una empresa, sabes lo importante que es para ti, como líder, estar atento a las verdaderas razones por las cuales las personas que trabajan contigo se quedan en tu equipo o en tu empresa.

Un porcentaje de rotación elevado afecta tanto a la productividad como al clima social de tu empresa. Inevitablemente esto aumenta tus riesgos y tus costes e impacta la eficacia y la eficiencia dentro de los equipos.

 

 

En este artículo te mostramos 5 áreas que puedes observar y tener en cuenta para conservar el talento en tu empresa.

En algunas de ellas puede que no tengas libertad de maniobra. No importa, siempre puedes optar por la transparencia. Decir las cosas tal y como están, aportando soluciones en las áreas en las que sí puedes maniobrar siempre te dará mejor resultado.

Allá vamos:

 

1- Retribución

Una de las áreas a observar es la retribución de las personas con respecto al mercado y la competencia. Debes tener en cuenta la experiencia y la capacidad de cada persona.

El propósito de ello es observar si existe el riesgo de que la persona se sienta infravalorada y comience a buscar salidas. Si no se puede aumentar el salario, se pueden buscar alternativas en función del interés de la persona.

Algunos ejemplos son, las formaciones, los bonus colectivos.

 

2- Crecimiento

Para algunas personas, la necesidad de novedad y diversidad es básica. Seguir aprendiendo, especializarse y hacer cosas nuevas.

Si observas que alguien de tu equipo tiene esa necesidad, buscar opciones a su crecimiento es muy importante. Será muy enriquecedor y puede hasta sorprender en los resultados en tu empresa (nuevos productos, nuevos procesos…).

No solo retendrá a estos talentos curiosos de diversidad, sino que también te ayudará a mejorar el clima social y la comunicación en la empresa.

Algunas ideas son:

  • Crear equipos de brainstorming entre personas de diferentes departamentos para potenciar la creatividad.
  • Fomentar los intercambios o ayudas entre seniors y nuevos talentos. Aprendiendo de los que mejor conocen la empresa.
  • Crear un LAB o equipo como los ‘corporate hackers’. Esta idea ha funcionado muy bien en muchos países de la UE. Cómo contribuir a la misión de la empresa de forma diferente. Muy bueno para las nuevas generaciones. Podéis leer un resumen con algunas ideas aquí.
  • Formaciones y cursos de especialización.

 

3- Empowerment

A principios de año todos miramos consciente o inconscientemente las cosas que nos gustaría hacer o cambiar en el año que comienza. Como si empezásemos una hoja en blanco. Las buenas resoluciones.

En la mayoría de las empresas, se usa el tiempo de la evaluación anual para hacer una especie de lista de nuevas resoluciones y objetivos. Aunque así sea en tu empresa, no tiene por qué ser ese, el único momento.

Una idea con tu equipo es la revisar y redefinir las tareas de cada uno. Evaluar las que se han vuelto ineficaces y/o rutinarias y focalizarse en las que activan la creatividad, dan más autonomía y responsabilidad. Esto contribuye en la mejora del sentimiento de pertenencia y de propósito de cada persona.

 

4- Relaciones de buena calidad.

En el 90% de los casos, la razón por la cual las personas dejan un puesto de trabajo que les gusta son las malas relaciones. O con sus jefes y/o con sus compañeros.

Observar si en tu empresa o tu departamento hay problemas de comunicación o relacionales es básico.

Uno de los indicios más claros es observar el grado de implicación de las personas en el equipo. Por ejemplo, si alguien comienza a aislarse y deja de mostrar interés por las actividades en grupo. Esto podría deberse a problemas personales, pero también a problemas de comunicación, casos de acoso moral y son muestras de que hay una pérdida de interés y de empatía con el trabajo, los compañeros y la empresa.

 

5- Seguridad laboral

Dejando de lado la seguridad per se en el trabajo, es decir trabajar en ambientes seguros, donde no temer que el techo se caiga a pedazos, no haya olores inmundos o ruidos que superen los decibelios soportables, toda persona quiere trabajar en una empresa donde el futuro esté medianamente claro.

Una idea para ti como líder, es la transparencia y la estabilidad. Puedes publicar periódicamente informes financieros e informar de las nuevas inversiones o cambios en la empresa y/o en los equipos. La transparencia transmite seguridad y evitará que las personas busquen un cambio.

 

Una rotación alta de personal afecta no solo la motivación de las personas sino también la credibilidad de la empresa y la atracción de nuevos talentos.

Por ello, es recomendable que las empresas observen a través de auditorías, el clima laboral y social. 

Esto impulsa el desarrollo personal y social y asegura la sostenibilidad de la empresa en términos de productividad, rentabilidad y bienestar.