El propósito

06/06/2017 | motivación

La motivación humana

La pirámide de Maslow divide las necesidades humanas en varios niveles jerárquicos. Según Maslow, conforme una persona va satisfaciendo sus necesidades más básicas va desarrollando deseos y necesidades nuevos que querrá también ir satisfaciendo hasta cumplir toda la pirámide.

Existen 5 niveles de necesidades básicas según Maslow:

  • Fisiológicas: respiración, alimentación …
  • Seguridad: física, de empleo, de recursos …
  • Afiliación: amistad, afecto …
  • Reconocimiento: autorreconocimiento, confianza, éxito …
  • Autorrealización: creatividad, moralidad, resolución de problemas …

La pirámide en el trabajo

Mi intención no es explicar toda la teoría de Maslow ni tampoco entrar en todas las diversas controversias que ha provocado, pero al leer al respecto es interesante ver como esta pirámide puede aplicarse facilmente al trabajo. Quedaría algo así:

  • Fisilógicas: Buscar un trabajo que me permita vivir
  • Seguridad: Conseguir un trabajo donde tenga un buen salario
  • Afiliación: Tener un buen ambiente con los compañeros, sentir que pertenezco al grupo
  • Reconocimiento: Se me reconocen los méritos, se me respeta, tengo poder de decisión y autonomía para gestionar mi trabajo
  • Autorrealización:  Busco el éxito personal, prosperar, el sentido válido del trabajo para mí, ser un experto en mi área.

Quizás por ello, algunas empresas famosísimas, Google entre otras, más allá del sueldo motivan a sus empleados creando entornos que facilitan que cada uno cumpla las necesidades y así retienen a sus colaboradores. Por que sí, uno suele estar listo para irse de la empresa donde está cuando se da cuenta de que alguna de sus necesidades no se está cumpliendo.

Y sino, podemos imaginar lo que supone estar en un trabajo donde uno no está del todo motivado.

Tener el propósito o el sentido de nuestro trabajo claro es fuente de motivación

Una pregunta fácil ( ¿o no tanto?) de responder sería: ¿Porqué voy a trabajar todas las mañanas?

Si miramos al pasado, seguramente la respuesta sería bastante obvia, » para alimentar a mi familia», pero hoy en día no solo es una cuestión de eso. Cada vez hay más personas, y sobretodo dentro del famoso grupo de los millennials, que piensan en ir a trabajar por algo más, tanto por ellos mismos como por la sociedad.

Tenemos que mirar muy de cerca, pero seguro que cada uno vemos en cual de estos 3 propósitos o motivaciones personales recae para nosotros el trabajo:

  • El trabajo me sirve a contribuir en algo a mi comunidad o a aportar algo mejor a la sociedad.
  • Me desarrollo profesionalmente en el trabajo y mejoro como persona a través de los éxitos que consigo en él.
  • El trabajo me sirve para conectar/relacionarme con otros.

Por ello es importante que los líderes en las empresas recuerden a todos la importancia del trabajo que desempeñan y la contribución de cada uno tanto dentro de su departamento como en el resto de la empresa.

Pero también es importante que cada persona identifique sus necesidades y propósito. Porque uno mismo también puede motivarse. Esto me recuerda a la canción Always look on the bright side of life de los Monty Python. Enjoy!

2 tips que podrán ayudarte en tu empresa

Deja claro desde el principio a tus colaboradores los objetivos a medio y largo plazo de tu departamento o empresa.

Recuerda a todos tus colaboradores porqué el trabajo que hacen es importante.

¿ Y tú, te sientes motivado ?

  • ¿ te sientes orgulloso de tu trabajo?
  • ¿ te sientes satisfecho profesionalmente con tu trabajo?
  • ¿ sientes que progresas en tu trabajo?
  • ¿ crees que tu trabajo tiene sentido/un propósito?
  • ¿ sientes que desarrollas tus habilidades?

¡Comparte aquí, queremos saber tu opinión!